A 90 Millas/Buen trato dejar a JD
Detalles Publicado el Jueves 22 de Febrero de 2018, Escrito por A 90 millas / René Cárdenas

Los Diamondbacks de Arizona vieron partir al jardinero JD Martínez, el mismo que repartió 29 palos de vuelta entera y remolcó 65 carreras en los meses que jugó para ellos en 2017.

Ni hablar, pudo más el billete de los Medias Rojas de Boston (no es reclamo, está en su derecho de agregarle ceros a su cuenta de banco) que lo que pudieran ofrecer los Diamondbacks. Desde antes que la temporada acabara, los mismos directivos de Arizona sabían que iba estar en el idioma de Ichiro
Suzuki retener a Martínez cuando aún está pendiente la firma del primera base Paul Goldschmidt.

Y no se crea ¿eh? El 2017 fue la campaña de mayor poder para Martínez, quien a los treinta años deberá repetir su mejor temporada al menos, no hacerlo creo que sería de perder para los Medias Rojas pero…. Ya lo sabemos, entre Boston y los Yanquis de Nueva York así son las cosas.

Boston buscó desesperadamente cómo contrarrestar ese dueto de los Yanquis de Aaron Judge y Giancarlo Stanton y bueno, tratan de hacerlo con Martínez, el ahora primera base Hanley Ramírez, quien entra a su tercera campaña con el equipo de Nueva Inglaterra, Xader Bogaerts, Andrew Beinintendi y demás nombres. Le seré franco, a mi juicio los Diamondbacks hicieron bien en no insistir más con Martínez.

A cambio han renovado el outfield con Steven Suoza Jr y Jarrod Dyson. Se van a unir a AJ Pollock, David Peralta y Yasmany Tomás que para muchos aún no da el estirón en las Mayores.

Arizona también accedió al receptor Alex Ávila, quien es un guante y un bat cumplidor, sin ser un super estrella ni nada que se le acerque. Y claro, a esperar que finalmente el derecho Shelby Miller sea todo eso que esperaba Tony LaRussa cuando lo firmó, en esos días en los que aún las podía el miembro del Salón de la Fama, dentro de la organización.

A medias
Mientras el comisionado Rob Manfred se mostraba feliz por lo que él describió como ‘acuerdo’, al haber logrado limitar a seis las visitas a los lanzadores en todo el juego (cuentan las visitas de los catchers) , el líder sindical de los jugadores Tony Clark, se mostraba menos entusiasmado.

Clark dijo no tener acuerdo alguno, eso en el sentido de que las Mayores buscaban además agregar el famoso cronómetro a los lanzadores (Édgar González se iba a morir de un ataque si se lo instalan) y aunque a muchos puristas no les agrade, para el beisbol y su negocio es algo importante… de
dinero pues, reducir tiempos.

Un día que no haga nada, échele un ojo al beisbol japonés. Nada de faroleadas (o muy pocas), para cuando un bateador hecho out va de regreso a la caseta, el siguiente ya se para en la caja de bateo y los lanzadores, chéquelos… tienen prisa. Muchas gracias.

Comentarios: ultimodown@gmail.com






Empresa Contáctanos   Arriba