Gas y gasolina, lo que más subió en mayo
Detalles Publicado el Viernes 08 de Junio de 2018, Escrito por Especial

Ciudad de México

La inflación de mayo de 2018 fue negativa en 0.16%, un descenso esperado en el mercado, y con este resultado la inflación anual se ubicó en 4.51%, lo que se compara con el 4.55% de un mes anterior.

El ritmo de baja de la carestía fue frenado por el repunte de los precios del gas doméstico, gasolina y boletos de avión, así como por los precios de algunos productos agropecuarios, informó el Inegi.

En particular, el gas doméstico LP se incrementó 7.22% en el mes, mientras que la gasolina de bajo octanaje subió 1.08%, los boletos de avión 22.02% y la naranja 26.08%.

En conjunto, estos dos elementos añadieron 20.2 puntos base a la inflación total de mayo, lo que fue compensado por la caída en los precios de la electricidad de 22.32% en el quinto mes, gracias a la entrada en vigor del programa de tarifas eléctricas en temporada cálida.

Mientras tanto, los precios agrícolas se contrajeron 1.07% como resultado de una disminución de 2.69% en los precios de frutas y verduras –destacando la caída de 40.9% en el precio de los limones y de 11.9% en el del jitomate–, aunado a la reducción de 0.12% en los precios de los productos pecuarios.

MEJORAS

La inflación subyacente mensual fue de 0.26% y la anual de 3.69%. El aumento en los precios subyacentes fue impulsado por un alza de 0.30% en precios de servicios.

En tanto, la inflación no subyacente registró una caída mensual de 1.38%, con lo que su tasa anual se ubicó en 6.99%.

Economistas de Citibanamex advirtieron que, dado el comportamiento de los precios, prevén que la inflación para el cierre del año se mantenga en 4.0% anual, mientras que los expertos de Banorte la esperan en 4.3%.

Reconocieron que los principales riesgos al alza para la inflación en lo que resta del año se ubican en los precios de energéticos y en la reciente depreciación del peso frente al dólar.

Joan Enric Domene, analista económico en Invex, expresó que “la inflación se mantiene en descenso, aunque el escenario se ha deteriorado ante la acumulación de presiones sobre el peso, lo que podría inclinar la balanza para que Banxico decida incrementar la tasa de referencia en su próxima reunión”.

Coincidió en que el repunte de los precios del petróleo seguirá presionando las gasolinas, mientras que la debilidad del peso podría frenar la desaceleración de la inflación subyacente.

Asimismo, alertó que no se pueden descartar choques adicionales a los volátiles precios agropecuarios.

Empresa Contáctanos   Arriba