Último Down/Larga travesía
Detalles Publicado el Martes 20 de Agosto de 2019, Escrito por Ultimo Down / René Cárdenas

Un viaje de casi cinco mil kilómetros le aguarda a la Universidad de Arizona para la patada de salida de la campaña de la NCAA. El destino, de casi seis horas de vuelo, es Honolulu, para encarar a los Rainbow Warriors de Hawai. Las 19:30 horas, tiempo de Sonora es la marcada para el inicio del partido este sábado.

En la segunda temporada del head coach Kevin Sumlin, Arizona trata de quitarse ese amargo final del 2018 cuando dejaron ir una delantera de veinte puntos en el cuarto período para perder ante Arizona State, en Tucson, a fines de noviembre pasado  dijeron adiós a jugar en algún tazón.

Según el roster que han hecho circular, no hay novedades en los dos primeros puestos como quarterback. El jugador de último año (senior) Khalil Tate es el titular y el junior (tercer año) Rhett Rodríguez va en el segundo puesto. Es en el tercer sitio donde el novato (freshman) Grant Gunnell ha rezagado a Kevin Doyle.

Los Wildcats ganaron en Tucson hace tres años por pizarra de 47-28 en un juego en el que pocos, si no es que ningún actor de aquella noche, queda en ambos equipos. Sumlin y los Gatos tratan de evitar un arranque de 0-2 como el que tuvieron en el 2018.

De regreso está el corredor de bola JJ Taylor y en los extremos hay nuevas caras titulares en Drew Dixon, Cedric Peterson.

Los Rainbow Warriors no apuntan para ser ningún flan. En una campaña de catorce juegos en 2018 Hawai perdió su tazón ante Loussiana Tech 31-14 y ganaron cinco de sus ocho encuentros en casa y se dieron el lujo de derrotar a San Diego State en el sur de California para cerrar el rol regular.

Cole McDonald, quarterback, viene de una temporada de tres mil 875 yardas por pase, la friolera de 36 envíos de anotación y diez pases interceptados en el equipo de Nick Rolovich y en su año junior es la principal arma del ataque de los de las islas.

Los Wildcats regresan con el linebacker Colin Scooler por un lado y Tony Fields por el otro.Pero para nadie es secreto la falta de tamaño de la que Arizona ha carecido en años recientes del lado defensivo. Sus hombres más grandes son Myles Tapusoa (147 kilogramos) y Trevon Mason (140) Ambos linieros en su año junior.

Fuera de ahí no meten mucho miedo en una unidad que será dirigida por Marcel Yates por cuarto año seguido y en sus días en el staff de Boise State encaró varias veces a los Rainbow Warriors, sólo que quizá en los Broncos tenía mejor material para trabajar. Ya lo sabe usted, a fin de cuentas, quienes están en el terreno, son los jugadores.

Clase de circo

Los Raiders de Oakland deben estar que se jalan los cabellos. Créame, con un sueldo de treinta millones de dólares al año, el Cárdenas se pone en la cabeza cualquier olla para jugar. Pero Antonio Brown lleva semanas en una disputa con la NFL para que se le permita usar un casco que la liga ya ha prohibido por cuestiones de seguridad.

Y aquí hay detalles. Bien es puede sugerir que es asunto del receptor abierto cómo cuida su seguridad en el terreno, pro parece evidente que la liga bajo ningún motivo va permitir que nadie se le suba a las barbas. Y si en su momento acabó por suspender al mismo Tom Brady, con Brown está pelón que hagan una excepción. Y Brown? pues con actitud de chamaco de kinder. Los que se debn de morír de la risa son los Acereros. Muchas gracias.

Comentarios: ultimodown@gmail.com
Twitter: @RCATimes
Facebook: Ultimo Down


Empresa Contáctanos   Arriba