Último Down/Hora de reorganizar
Detalles Publicado el Martes 03 de Diciembre de 2019, Escrito por Ultimo Down / René Cárdenas

Ya esto de la NFL es una charra. La liga ha endurecido las reglas de los golpes, a los quarterbacks dificilmente se les tienta y cualquier zape que asuste a los árbitros es considerado rudeza inncesaria

Pero hay dos puntos que la ultrapoderosa NFL no ha podido arreglar y son en realidad chocantes.

Los siempre repugnantes empates (hay más desde que en 2018 decidieron que quince minutos de tiempo extra era mucho tiempo y lo bajaron a diez) y que cualquier campeón divisional tenga derecho a ser local en al menos un juego de playoffs sin importar qué tan mediocre sea su marca. Y se da desde hace años.

Allá en los floridos ochentas incluso los Cafés de Cleveland fueron los primeros en ganar un banderín de división con marca de 8-8 y de gira casi echaban a los Delfines de Miami, campeones de la AFC en esos días, pero al menos no era marca perdedora.

Ya después hemos tenido equipos con marca perdedora como locales en postemprada cuya única gracia es estar en una división más mala que el agua de la llave. Difícil de olvidar aquella carrera ante los Santos de Nueva Orleáns de Marshawn Lynch, con los Halcones Marinos, que le valió el mote de Beast Mode en enero de 2011, en un partido divisional que Seattle ganó

Y este año para allá vamos. Uno de los equipos del Oeste de la NFC (Seattle o San Francisco) ambos con diez victorias en este momento, va tener que viajar a visitar o a Dallas o a Filadelfia en una divsión que da más pena que otra cosa como es la del Este. Entre los Vaqueros y las Águilas, en la pelea por el banderín, tienen marca de 11-13 en una clara definición de la palabra mediocridad

Tampoco va ser de extrañarse que algún equipo con mejor marca que los del Este no avance a playoffs. Chicago marcha 6-6 pero encima tiene a Green Bay y Minnesota en el Norte de la NFC.  Tampa Bay y Carolina suman 5-7 y el banderín del Sur ya se les fue a manos de Nueva Orleáns.

Ni a los 49s ni a los Halcones Marinos les va servir acabar con tres o cuatro victorias más que los Vaqueros o las Águilas, tendrán que ir de visitantes. No es el hilo negro. La NBA da boletos a los campeones divisionales y los seis tickets restantes a postemporada de cada conferencia entran en una tabla general y en algo que no es aplicable en la NFL, no se disputa el boleto en un partido.

La NFL se casó con el sistema de campeones divisionales, pero quizá ya sea hora de hacer ajustes a su repartición de boletos a la postemporada

Fin de la era... ? parece
Los Patriotas de Nueva Inglaterra han sido exhibidos feo en Baltimore y en Houston. Las dos derrotas del equipo han dejado claro tres cosas. Su defensiva galardonada en la primera mitad de la campaña es algo cercano a un fiasco cuando el rival es fuerte y su cuerpo de receptores está lejos de ser brillante.

Eso sin dejar de lado que su línea ofensiva.

Pero aún tienen a Tom Brady. Eso sí con más de cuarenta año a cuestas y con señas de un declive que muchos esperan hace una década. Las apuestas en la NFL apuntan hacia los Cuervos. Los Jefes de Kansas City deben demostrar mucho aún, algo como lo que enseñaron el domingo cuando arrollaron a los Raiders de Oakland.

Los Patriotas, con 10-2 le sacan apenas un juego a los Bills de Buffalo. A los Bills les quedan juegos contra Jets, Pittsburgh, Baltimore (en Buffalo) y Nueva Inglaterra el 21 de diciembre en Orchard Park, así que no le extrañe que alguien que no es el equipo de Massachusetts gane el por primera vez desde 2008. Muchas gracias.

Comentarios: renec@eldiariodesonora.com.mx
Twitter: @RCATimes
Facebook: Diario Deportes

Empresa Contáctanos   Arriba