Sed de venganza
Detalles Publicado el Sabado 04 de Febrero de 2017, Escrito por Especial

MIAMI

¿Quién no se ha aterrado por el inexplicable crujir de la madera vieja en casa, las bisagras rechinantes y por sentir que a mitad de la noche se le “sube el muerto”?

Sacarle un susto a la gente no es cosa fácil, pero el cineasta Francisco Javier Gutiérrez le apostó a la realización de El Aro 3, en la que su cómplice es Samara Morgan, la escalofriante niña que susurra al auricular “siete días” después de ver su video.

“Ha cambiado mucho la gente, por lo que las películas de terror que se producen hoy en día tienen un nivel bastante elevado. Algunas son verdaderamente crudas porque estamos acostumbrados y endurecidos por la realidad al paso del tiempo.

Estamos intentando apostar de nuevo a los clásicos, al juego del terror sicológico como en épocas en las que cintas como La semilla del diablo o El Resplandor daban al espectador esa oportunidad de no ver tanto, pero la tensión te tenía acongojado y cogido por las tripas, lo cual hacía que no abandonaras la historia. Ésta es una oportunidad de regresar a esos clásicos sin la necesidad de hacer un baño de sangre”, dijo el cordobés.

El Aro 3 comienza con el clásico video en formato de VHS que es encontrado en una venta de garage por Gabriel (Johnny Galecki), un profesor de biología que, obviamente, ve la cinta experimental y recibe la angustiante llamada.

Sin embargo, en su investigación y obsesión con el video, desarrolla un método que le permite librarse de la maldición: una cadena digital en la que cada víctima encuentra a otro espectador para que vea una copia de la filmación en computadoras, tabletas o celulares, y tome su lugar.

Hasta que Julia (Matilda Lutz) descubre un pietaje que nunca antes había sido visto, ni siquiera en el contexto de las primeras dos partes dirigidas por Gore Verbinski e Hideo Nakata en 2002 y 2005, respectivamente.

“Todos en la producción somos fans de las primeras películas de El Aro, pero claro que ésta tenía que estar dirigida para toda una nueva generación. Si hacíamos más de lo mismo con un VHS que ya nadie ocupa, nos hubiéramos quedado en un círculo raro y del pasado.

Mi trabajo estaba en conservar la estética de la primera, obviamente la maldición, pero hacer la mezcla con un elenco joven involucrado en una aventura más tecnológica, avanzada en un contexto en el que todos vemos videos a cada rato y disponemos de dispositivos móviles para hacerlo, esto para que pequeños y adolescentes como mi sobrina vayan al cine y puedan identificarse”, compartió.

Los primeros dos capítulos recorren el origen de la cinta y Samara Morgan (Bonnie Morgan), la protagonista del video, cuya madre la intentó ahogar cuando era pequeña y fue arrojada a un pozo.

Queda la interrogante de ¿por qué su mamá le tenía tanto odio? Esta vez la religión, sus integrantes y su polémica fama que han adquirido a lo largo de los años, tienen bastante que ver con los hechos.

“¡Curiosamente, yo soy católico!”, ríe el también director de la popular Tres Días, “pero he querido mostrar que, a fin de cuentas, la iglesia es humana y no hay nadie perfecto como todos nosotros. Se tiene un toque circunstancial, pero es verdad que, desgraciadamente, han pasado cosas relacionadas con esta línea (de abusos).

Javier Gutiérrez acepta que Samara ya se ha convertido en uno de los grandes personajes del género. Es difícil deshacerse de ella y no reaccionar ante tal abominación saliente de las pantallas.

Un ejemplo claro es la campaña publicitaria realizada en una tienda en Nueva York, en la que una actriz caracterizada como la antagonista de la trilogía, salía detrás de un televisor para espantar a los clientes.

Estrategia exitosa que alcanzó millones de visitas, viralizó la tercera parte y dejó en claro al director que deshacerse de ella definitivamente no es una opción viable para los amantes del horror.

Empresa Contáctanos   Arriba