Acaba magia del ‘Moneyball’
Detalles Publicado el Jueves 23 de marzo de 2017, Escrito por Associated press / El Diario

PHOENIX, AZ


Algo anda mal en Oakland.


Las sucesivas temporadas de 90 derrotas reflejan el peor ciclo de los Atléticos desde 1978-79, mucho antes de la aparición de la eras McGwire-Canseco y el método ‘Moneyball’.


Previo a la campaña de 2015, ninguno de los equipos armados por Billy Beane —el ejecutivo que acabó siendo encarnado por Brad Pitt en una película que recibió seis nominaciones a los Oscars — había tenido semejantes cifras de reveses en un año.


Todo ello pese a las ineludibles dificultades que afronta la franquicia: presupuesto limitado que les impide gastar a manos llenas, un estadio derruido y la incertidumbre sobre si se mudan de la ciudad.


Beane siempre se las arreglaba para presentar equipos competitivos, pero el rumbo de los A’s se ha nublado desde aquella derrota ante los Reales de Kansas City en el juego de comodines de la Liga Americana en 2014.


Los canjes de Yoenis Céspedes y Josh Donaldson han sido cuestionados. Virtudes que eran la carta de presentación del equipo se han devaluado.


Por ejemplo, el porcentaje de embasado colectivo en 2016 fue de .304, el tercero más bajo en las mayores. También recibieron la quinta menor cantidad de bases por bolas. Sus pitchers poncharon a la cuarta menor cantidad de rivales y cometieron 97 errores en defensa para empatar el segundo lugar en su circuito.


Khris Davis se destacó con sus 42 jonrones, pero los 166 ponches que se llevó fue la cifra más alta de un jugador de Oakland desde los 185 de Jack Cust en 2009.


Hay que reconocer que las numerosas bajas que sufrieron el año pasado son un factor mitigante y que su as Sonny Gray tuvo una temporada para el olvido.


Según las cuentas de Beane, 26 jugadores sufrieron lesiones y 11 acabaron en la lista de incapacitados de 60 días.


Revertir la situación de inmediato parece inviable, aunque el nuevo presidente del club Dave Kaval entusiasmó a la afición durante el invierno al hablar sobre la posibilidad de construir un nuevo estadio en Oakland.


Lo más importante es mejorar en el terreno, donde un repunte de Gray es esencial.


“Lo que se hizo en este receso es lo mejor que he visto desde que estoy aquí”, afirmó el manager Bob Melvin, quien emprende su séptimo al frente. “Dave ha tomado la iniciativa y planteó lo del nuevo estadio. Es algo que nuestros fanáticos ansiaban escuchar. Creo que es la primera vez que nuestros fanáticos confían en que algo va a pasar, y así será”.

Empresa Contáctanos   Arriba