Tiroteo escolar: Ex policía desata el caos al atacar a mujer; otra víctima es descubierta en su domicilio

Un ex policía desató el caos en una escuela tras disparar a una mujer; otra víctima sería descubierta en su domicilio

Tiroteo escolar: Ex policía desata el caos al atacar a mujer; otra víctima es descubierta en su domicilio

En West Richland, Washington, una situación aterradora sacudió a la comunidad. Mientras los niños salían de la escuela primaria William Wiley, un estallido de violencia alteró el escenario. Una mujer, cuyo nombre aún no ha sido revelado, fue alcanzada por un disparo, sumiendo a todos en un estado de conmoción y temor. El presunto perpetrador es Elías Huizar, un hombre de 40 años con un pasado como oficial de policía.

Huizar, en un aparente intento de evadir la justicia, huyó del lugar, dejando tras la incertidumbre y preocupación. Mientras la policía se apresuraba a la escena del crimen y lanzaba una búsqueda intensiva para capturar a Huizar, se descubrió un giro aún más desgarrador en esta tragedia. Durante el allanamiento del prófugo, las autoridades encontraron a otra persona sin vida.

Oficiales identificacaron a la victima como un "socio conocido" del presunto asesino.  Este descubrimiento arroja más preguntas sobre los motivos y la naturaleza de este horrible suceso. El pánico y la incertidumbre se apoderaron rápidamente de la comunidad. El distrito escolar de Richland emitió una alerta a los padres, confirmando el tiroteo y asegurando que todos los estudiantes estaban siendo resguardados en un lugar seguro.

Mientras tanto, las fuerzas del orden, incluidos equipos SWAT, se movilizaron para garantizar la seguridad en la zona. Testigos presenciales describieron escenas de caos y confusión mientras la policía se esforzaba por contener la situación y proteger a los residentes y estudiantes. Los sonidos de sirenas y helicópteros resonaron en el aire, mientras la comunidad esperaba que la escena terminara.

Las autoridades continuan sus esfuerzos para localizar y detener a Huizar. Se cancelaron todas las actividades escolares y se implementaron medidas adicionales de seguridad para brindar tranquilidad a los residentes preocupados. Mientras tanto, las autoridades trabajaban incansablemente para reunir pruebas y esclarecer los detalles de este suceso en West Richland.

Comparte esta nota