Judas Priest, indestructible

Richie Faulkner habla sobre cómo las 14 canciones de material tomaron otro significado a raíz de los eventos que mermaron el estado de salud de dos de los cinco dioses del heavy metal

Judas Priest, indestructible

CDMX

Cuando Rob Halford (voz), Ian Hill (bajo), Glenn Tipton, Richie Faulkner (guitarristas) y Scott Travis (batería), integrantes de la leyenda metalera Judas Priest, pensaron en el título de su nuevo disco Invincible Shield (Escudo invencible), lo asociaron con su amor al metal, pero, luego de observar todas las adversidades a las que se han enfrentado en sus más de 50 años de trayectoria, se dieron cuenta que bien podría hacer alusión esa muralla que los ha vuelto casi indestructibles.

“Originalmente no era en referencia a todo aquello que hemos enfrentado, sino acerca del metal que todos hacemos, amamos y defendemos en todo momento, nuestra bandera que hemos mantenido muy arriba y que hemos mostrado al mundo. Ése siempre será el escudo invencible con el que nos defenderemos toda la vida.

“Sin embargo, como se menciona, puede referirse también a otras cosas, como al equipo invencible que tenemos entre nosotros y nuestras familias, y, claro, que también podría interpretarse como las adversidades que hemos atravesado y superado, porque parece que somos a prueba de todo y no dejamos que nada nos detenga”, destacó Faulkner, guitarrista de la agrupación, en entrevista remota con Excélsior, a propósito del álbum que lanzarán en plataformas digitales y formato físico el próximo viernes.

Judas Priest, autores de Painkiller y Breaking The Law, ha tenido que lidiar con el estado de salud delicado de dos de sus integrantes: Faulkner, quien sufrió un infarto en 2021 y Tipton, quien desde 2014 fue diagnosticado con Parkinson, lo que hace que su participación en la banda sea cada vez más complicada, al grado de retirarse en 2018 para dedicarse de lleno a descansar. Sin embargo, volvió a destrozar las cuerdas para las 14 nuevas rolas, entre ellas el poderoso sencillo Crown of Horns.

Pero, después de una falla en el corazón, ¿cómo soportar la demanda física de uno los géneros más demandantes en la música?

“Yo voy bien, eso creo… Tengo revisiones constantemente, un sistema de apoyo muy bueno en casa con mi familia, en el hospital con los médicos y cirujanos, y los fans también han sido un gran soporte, me mandan mensajes y videos, y eso de verdad me ha ayudado para salir adelante. Las únicas modificaciones que debo hacer ahora es cuidar ciertas cosas de mi dieta, y tomar algunos medicamentos ocasionalmente, pero en realidad soy muy afortunado, porque puedo continuar, hacer gira y tocar casi tan bien como antes, porque, sin duda, creo que estar de vuelta es parte de lo que también me ayudó a sanar”, explicó el músico, de 44 años.

“En cuanto a Glenn, fue importante tenerlo como parte del equipo creativo, de la banda y del disco. Es una parte vital de Judas Priest, así que para nosotros era importante y me imagino que para él también, que estuviera involucrado de todas las formas que pudiera fue lo más importante en Invincible Shield. Tiene días buenos y malos, a veces puede tocar y otras no muy bien, así que traducíamos la idea y si podía grabar lo hacía, si no, yo entraba, y es así como lo hicimos, porque él es parte de nuestra banda y del escudo invencible. Glenn es, en definitiva, una de las razones por las que Judas suena de la forma en la que lo hace”, agregó el guitarrista, quien en sus más de 30 años junto a la banda ha sabido continuar el legado de K.K. Downing y hacer mancuerna con Glenn en la lira.

“Y se ha convertido en parte de mi estilo también, no podía ser de otra manera, así que cuando hago solos ahora puedo escuchar guiños a Glenn o K.K. Es algo que sale natural”, apuntó.

Pero más allá del metal ¿De qué está hecho este escudo que los ha mantenido unidos rockeando y creciendo la complicidad entre todos ellos ante cualquier adversidad?

Para Richie, ha sido precisamente la pasión que comparten por el género que nació con ellos y todas las fortalezas que les ha dado.

Y faltaba poco, pues por algo Judas Priest, en voz de Halford, el apodado God of Metal, lleva cinco décadas como referente, icono e inspiración para las nuevas generaciones de metalheads.

“El factor inquebrantable tiene que ver con que todos tenemos una genuina pasión por la música que hacemos. Además, no creo que uno pueda hacer algo por tanto tiempo si no lo ama, pues hay desafíos todo el tiempo: las grabaciones en el estudio, temas personales y giras.

“Es ese amor al metal lo que nos mantiene con ganas de seguir y ponernos creativos. Quienes navegamos en el heavy metal junto con otras bandas nos influenciamos los unos a los otros. Es una escena que ha crecido, se ha hecho más fuerte y lo comprueba este nuevo disco y la gira que iniciaremos, pero no sólo ha estado en nosotros, sino también en otras bandas como Saxon, Iron Maiden, Metallica, Pantera, tantos referentes del metal que han sabido crecer en lo que Priest inició desde hace tantos años”, destacó el londinense, condecorado en 2015 con la presea Dimebag Darrell Shredder en los Metal Hammer Golden Gods.

Nuevo álbum significa nueva gira y la agrupación ya se prepara para arrancar la suya, en la que recorrerán ciudades del Reino Unido, Europa y Estados Unidos, un itinerario al que irán agregando fechas y lugares, asegurando que México está dentro de sus planes.

“Esperamos tener pronto fecha para México, porque no podemos hacer una gira mundial y no incluir a un país al que siempre hemos ido por los fans. Esperamos confirmarlo pronto”, expresó Faulkner, también colaborador del fallecido Christopher Lee.

Comparte esta nota