Tormentas mortales dejan a casi un millón sin electricidad en Texas

Fuertes tormentas en el sureste de Texas han causado la muerte de cuatro personas y dejado a casi un millón de hogares sin electricidad. Lina Hidalgo, funcionaria del condado de Texas, advirtió que los residentes podrían estar sin energía eléctrica durante semanas. Las tormentas también han afectado a Luisiana, donde 215,000 hogares están sin electricidad. Se espera que más de 30 millones de personas en la Costa del Golfo estén en riesgo de sufrir clima severo.

Tormentas mortales dejan a casi un millón sin electricidad en Texas

Tormentas dejan cuatro muertos y casi un millón de hogares sin electricidad en el sureste de Texas

Fuertes tormentas han causado la muerte de cuatro personas y dejado sin electricidad a casi un millón de hogares y negocios en el sureste de Texas. Es posible que los residentes de la zona estén sin energía eléctrica durante semanas, según declaró Lina Hidalgo, funcionaria del condado de Texas, el viernes.


Dos de las muertes fueron causadas por árboles caídos y una por una grúa derribada por los fuertes vientos. La tormenta se ha desplazado hacia el vecino estado de Luisiana, donde se han emitido advertencias de inundación para la Costa del Golfo.

En Houston, los semáforos no funcionaban, las ventanas de las oficinas fueron destrozadas y la ciudad estaba llena de escombros de vidrio. Imágenes de video del centro de la ciudad muestran ventanas y parte del techo del Hyatt Regency dañadas por los fuertes vientos, según informaron los medios locales. El distrito escolar independiente de Houston canceló las clases el viernes tras la tormenta.


El alcalde de Houston, John Whitmire, advirtió a los residentes que se mantuvieran en sus casas el jueves por la noche. "Quédense en casa esta noche. No vayan a trabajar mañana, a menos que sean trabajadores esenciales", dijo Whitmire. "Quédense en casa, cuiden de sus hijos. Nuestros primeros respondedores estarán trabajando sin descanso".

Se emitieron advertencias de tormentas eléctricas severas e inundaciones repentinas para varios condados hacia la noche, según la oficina del Servicio Meteorológico Nacional de Houston.


La ciudad está lidiando con una gran cantidad de llamadas de emergencia, la mayoría relacionadas con fugas de gas y cables caídos, informó el jefe de bomberos de la ciudad.

Cerca de un millón de clientes en Texas estaban sin electricidad hasta la noche del jueves, según el rastreador de servicios públicos PowerOutage.us. La gran mayoría de los cortes se encuentran en el condado de Harris, que incluye Houston y alberga a más de 4.7 millones de personas.

La Sra. Hidalgo, jueza del condado de Harris, informó que los vientos alcanzaron los 161 km/h, velocidades que no se habían experimentado en la zona desde el huracán Alicia en 1983. Los funcionarios no esperaban ráfagas tan fuertes, y los meteorólogos señalaron que la tormenta representaba "el extremo máximo de un escenario improbable".


"Anoche no tuvimos suerte en términos de lo que terminó ocurriendo con el clima", dijo Hidalgo el viernes.

En el condado de Harris, hay un complejo de apartamentos de ocho unidades cerrado, múltiples incendios estructurales y camiones de 18 ruedas volcados. Hasta la mañana del viernes, no se tenía claro el número de heridos.

Hidalgo informó que 930,000 residentes se quedaron sin electricidad en el pico de los cortes. Hasta las 13:30 hora local del viernes, aproximadamente 740,000 personas seguían sin electricidad debido a la caída de 10 líneas de transmisión por la tormenta. Hidalgo dijo que podría tomar semanas restaurar la energía para quienes dependen de esas líneas caídas.


"Vamos a tener que hablar de este desastre en términos de semanas, no días", afirmó.

Las bibliotecas del condado de Harris estuvieron abiertas el viernes para servir como centros de enfriamiento y proporcionar electricidad a los residentes. Permanecerán abiertas al menos durante el fin de semana, según informaron los funcionarios.

Las temperaturas en Houston eran moderadas el viernes, pero se espera que aumenten durante el fin de semana junto con una mayor humedad.


La tormenta también ha afectado al estado vecino de Luisiana, donde 215,000 hogares están sin electricidad.

Más de 30 millones de personas están en riesgo de sufrir clima severo el viernes en partes de la Costa del Golfo. Se esperan más tormentas fuertes a severas durante todo el viernes, así como lluvias excesivas en el sur de EE. UU. Baton Rouge, Nueva Orleans y Gulfport están en mayor riesgo de inundaciones repentinas, según el Servicio Meteorológico Nacional.


Comparte esta noticia