TikToker condenado por asesinato de su esposa y amigo

Una estrella de TikTok conocida por sus comedias en redes sociales, fue condenado por el asesinato de su esposa. La sala del tribunal estalló en aplausos cuando se leyó el veredicto.

TikToker condenado por asesinato de su esposa y amigo
...

Tu opinión es muy valiosa para mí y me ayuda a crear mejor contenido para ti.
Por favor, indícame qué fue lo que no te gustó.

¡Gracias por calificar mi nota! Nos ayuda mucho para crear más contenido como este.

Ali Abulaban, una estrella de TikTok conocida por sus comedias en redes sociales, fue condenado por el asesinato de su esposa, Ana Abulaban, y su amigo, Rayburn Barron. La sala del tribunal estalló en aplausos cuando se leyó el veredicto, lo que obligó al juez a pausar brevemente la sesión.




Tras varias horas de deliberación durante dos días, el jurado encontró a Abulaban culpable de dos cargos de asesinato en primer grado y de usar un arma de fuego durante el crimen. Abulaban, quien se mantuvo sereno durante la lectura del veredicto, se derrumbó en llanto una vez que el jurado abandonó la sala. Se enfrenta a una posible sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, la cual se dictará el 28 de junio de 2024.

Aunque Abulaban nunca negó haber disparado contra las víctimas, argumentó que los asesinatos fueron un crimen pasional después de descubrir que su esposa tenía una relación con otro hombre. Sin embargo, los fiscales sostuvieron que Abulaban había instalado un dispositivo de escucha en el apartamento para descubrir la infidelidad de su esposa y llegó al lugar con un arma cargada, decidido a matarlos.




"Evaluó cuidadosamente sus opciones", dijeron los fiscales. "Decidió matar antes de entrar a ese apartamento y disparar a Ana y Ray hasta la muerte."

En un testimonio que se extendió varios días y estableció un récord en la corte por la duración en el estrado, Abulaban admitió haber abusado de Ana en múltiples ocasiones.

"Perdí el control", dijo Abulaban, recordando un incidente en su cama. "Me subí sobre Ana y comencé a golpearla."


Sus abogados argumentaron que Abulaban estaba "emocional, mental y físicamente comprometido" y que nunca planeó el ataque mortal.

Comparte esta noticia