Pide la Canaco Servytur cuidar el turismo extranjero sin descuidar el local

Ante el suceso en Mazatlán, la Cámara de Comercio de Nogales, expone que es importante cuidar el turismo extranjero, sin descuidar el turismo local.

Pide la Canaco Servytur cuidar el turismo extranjero sin descuidar el local

Nogales, Sonora.

En torno al reciente suceso en Mazatlán, el cual ha sido catalogado como gentrificación, la Cámara de Comercio de Nogales, expone que es importante cuidar el turismo extranjero, sin descuidar el turismo local, porque lo que es importante regularizar sin quitar o prohibir, declaró su titular.

Música, comida, cultura, es la variedad que ofrecen los distintos lugares de México para el turismo, no solo extranjero, si no nacional, siendo estas mismas razones por las cuales las personas acuden a los diferentes lugares del país.

“Es un atractivo, si nos vamos a este restaurante conocido están siempre los taka-taka, y ya es algo característico, cuando tú vas a comer si quieres contratas la música, si no, igual disfrutas la música pero que otro la pague, lo mismo sucede en otros lugares turísticos, quizá contratas la banda y no solo la disfruta quien la está pagando también las personas que están alrededor”, expuso Luis Rey Grimaldo presidente de la Canaco Nogales.

El respeto por la cultura de los diferentes lugares es parte importante al momento de viajar, por lo que hay que planear que actividades se desean realizar al lugar que visitaras, antes de ir, sugirió Rey Grimaldo.

“Yo creo que las personas que vamos a disfrutar de una comida, también vamos a disfrutar de la música y estamos conscientes que vamos a encontrar ese tipo de atractivos, es el atractivo de venir a Nogales o venir a México, conocer su música, comida, hay que recordar que turismo no solo es venir a comer, si no disfrutar lo que la cultura te ofrece del lugar que estas disfrutando”, añadió.

Pese a las distintitas opiniones que ha traído la situación con las bandas, Luis Rey Grimaldo manifestó que todo es importante de regularlo, sin prohibirlo o reprimirlo.

“Debemos también de controlarlo, pero no reprimirlo, hay que respetar la cultura, la historia de lo que nos ofrece nuestra ciudad y los lugares que estamos visitando”, finalizó.

Comparte esta nota