Fomentan convivencia entre padres e hijos con el hábito de la lectura

La lectura además de ser un hábito, o una actividad que abre el panorama de cualquier lector

Fomentan convivencia entre padres e hijos con el hábito de la lectura

Nogales, Son

Como parte de las actividades que realizan las escuelas para fomentar la convivencia entre padre e hijos, el jardín de niños Martha Patricia López A. inició con un intercambio de libros entre alumnos de segundo año, esto con el objetivo de desarrollar el gusto por la lectura en los infantes.

La lectura además de ser un hábito, o una actividad que abre el panorama de cualquier lector, en el caso de los infantes, es una buena actividad para la convivencia con sus padres o mayores.

“Nosotros quisimos hacer una unión escuela y familia, lo que nosotros estamos fomentando es que a través de la lectura los niños tengan contacto con sus padres, a nivel comunidad no hay bibliotecas y esto si afecta en que los niños tengan esos espacios para el desarrollo de la lectura, en lo general México es un país en donde se lee poco y se disfruta muy poco de la lectura”, explicó Amairani Flores Lagarda docente de prescolar.

Los niños a través de los cuentos que son leídos por sus padres, hermanos mayores o docentes, pueden desarrollar diversas habilidades que los beneficien en su desarrollo y que aporten a su crecimiento escolar como lo es la imaginación, atención y el lenguaje.

“Que se fomenta en los niños o que habilidades desarrollan, la imaginación, la creatividad, el conocimiento, la atención, el hecho de interesarse en otras culturas, a través de la lectura ellos pueden descubrir ciencia, temas de alimentación o diversos que los pueden hacer interesarse para cuando sean adultos”, añadió.

Los docentes recomiendan iniciar esta actividad con leer cuentos, buscar libros que contengan temas de interés para el infante, realizar una retroalimentación donde el pequeño pueda expresar que le gustó y que no entre otros.

“En Nogales la mayor fuente de trabajo es la maquiladora y sabemos que esto significa que los padres pasen casi todo el día en su trabajo, esto evita que haya un especio en donde tengan un encuentro padre e hijo, y eso más que nada se busca con la lectura, que al llegar a casa al leer un cuento se brinden ese espacio el uno al otro”, mencionó.

Comparte esta nota