Conocer tus emociones: Clave para la salud mental

El psicólogo Luis Durán señala que cada emoción tiene su función y llevarlas hacia algún extremo no es saludable

Conocer tus emociones: Clave para la salud mental
...

Tu opinión es muy valiosa para mí y me ayuda a crear mejor contenido para ti.
Por favor, indícame qué fue lo que no te gustó.

¡Gracias por calificar mi nota! Nos ayuda mucho para crear más contenido como este.

Las emociones nos acompañan desde el inicio de nuestras vidas y continúan influyendo en nuestras decisiones y acciones a lo largo del tiempo. Comprender y regular estas emociones es fundamental, ya que son las que nos guían en cada paso que damos. A continuación, te explicamos un poco más sobre ellas.

Cada persona experimenta siete emociones básicas:

  • Alegría
  • Ira
  • Tristeza
  • Desagrado
  • Miedo
  • Asco
  • Sorpresa 

Aunque la alegría suele ser considerada la emoción más deseable, los expertos señalan que todas las emociones son necesarias y cumplen funciones vitales.

La alegría es una de las emociones básicas, es una de las emociones con las que cuerpo funciona, y con las que el cuerpo nos alerta para sobrevivir, las emociones son reacciones fisiológicas del ser humano que nos dan la oportunidad de poder distinguir y realizarse acciones en base a las sensaciones fisiológicas que nos dan, explicó el psicólogo Luis Durán.

Las emociones se manifiestan de manera diferente en niños y adultos, tanto en su expresión como en la percepción de las emociones de los demás. Luis Durán subrayó la influencia de la cultura y la información en redes sociales, mencionando el surgimiento de "neo sectas" que promueven un exceso de positivismo y resiliencia.

Dentro de lo que es la cultura hoy en día, del exceso de información que hay en redes, se han creado nuevas se llaman neo sectas, que hablan mucho del positivismo, de resiliencia, de pensar positivo, y la gente no toma la vida de forma realista y suelen buscarle y querer encontrar lo positivo a todo y se puede llevar al extremo y esto trae algunas consecuencias como el no percibir los riesgos, estar en estados eufóricos, llevarlos a conductas riesgosas y buscar el exceso de placer que trae consecuencias en la salud física y mental, añadió Durán.

La clave está en conocer nuestras emociones para poder regularlas adecuadamente, lo que forma parte de la inteligencia emocional. Esta habilidad nos permite actuar de manera apropiada ante diversas situaciones.

Cada emoción tiene su función y llevarlas hacia algún extremo no es saludable, entonces hay que buscar un equilibrio y se le llama regulación emocional, las emociones no se pueden controlar, solamente se regulan y para hacerlo hay que aprender a conocerlas, concluyó Durán.

Comparte esta noticia