Acusan a estudiante de Texas de ciberataque que interrumpió exámenes estatales

Un estudiante de 18 años de Klein Forest School en Texas es acusado de utilizar su Chromebook escolar para llevar a cabo un ciberataque que interrumpió las pruebas estatales de miles de estudiantes. El ataque DDoS causó interrupciones de internet en todas las escuelas del distrito, afectando a unos 24,000 alumnos durante tres días. A pesar de que el estudiante alega que fue un accidente, los investigadores aseguran que fue intencional.

Acusan a estudiante de Texas de ciberataque que interrumpió exámenes estatales
...

Tu opinión es muy valiosa para mí y me ayuda a crear mejor contenido para ti.
Por favor, indícame qué fue lo que no te gustó.

¡Gracias por calificar mi nota! Nos ayuda mucho para crear más contenido como este.

Un estudiante de preparatoria en Texas es acusado de usar su computadora escolar para orquestar un ciberataque que interrumpió las pruebas estatales de miles de alumnos.

La policía está buscando a Keontra Lamont Kenemore, de 18 años, quien asistía a Klein Forest School, al norte de Houston, hasta que ocurrió este incidente.


Kenemore utilizó su Chromebook escolar para acceder a sitios que iniciaron ataques de Denegación de Servicio Distribuida (DDoS), causando importantes interrupciones de internet durante las pruebas estatales obligatorias el mes pasado, según documentos judiciales.

Cuando el coordinador de exámenes de su escuela comenzó a tener problemas de internet, el departamento de TI investigó y descubrió que el distrito estaba experimentando un ataque DDoS.

“Esto es como activar la alarma de incendio en todas las escuelas del distrito Klein ISD al mismo tiempo y mantenerla encendida durante horas”, dijo Nigel Neilsen, propietario de la empresa de TI Nickel Idealtek Inc.


Las interrupciones de internet afectaron a todas las escuelas del distrito y a unos 24,000 estudiantes durante un período de tres días.

“Este es un ataque muy fácil de realizar. Probablemente solo le costó unos $20”, comentó Neilsen. “Literalmente, se puede hacer en unos cinco minutos”.

Cuando los administradores escolares cuestionaron a Kenemore, este admitió haber accedido a los sitios web utilizados para enviar los ataques DDoS en múltiples ocasiones.


Neilsen comparó el ataque a una multitud llenando un restaurante sin intención de comer, dejando a los clientes legítimos sin espacio.

Los investigadores aseguran en los registros judiciales que fue intencional.


Comparte esta noticia