Fraude millonario en la Universidad de Florida

Un empleado de investigación y estudiantes de la Universidad de Florida están involucrados en un esquema ilegal para adquirir muestras bioquímicas de drogas peligrosas y toxinas.

Fraude millonario en la Universidad de Florida
...

Tu opinión es muy valiosa para mí y me ayuda a crear mejor contenido para ti.
Por favor, indícame qué fue lo que no te gustó.

¡Gracias por calificar mi nota! Nos ayuda mucho para crear más contenido como este.

En una sorprendente revelación, se ha descubierto un esquema fraudulento en la Universidad de Florida donde un empleado de investigación y estudiantes han estado adquiriendo ilegalmente muestras bioquímicas de drogas peligrosas y toxinas durante siete años. Este escándalo ha generado gran controversia, especialmente por la vinculación de un estudiante prominente con la Asociación de Estudiantes y Académicos Chinos de la Universidad de Florida (UF).

En una investigación llevada a cabo por el Departamento de Justicia, se ha implicado a un empleado de investigación de la UF y a estudiantes en un esquema ilegal de varios millones de dólares para adquirir fraudulentamente miles de muestras bioquímicas de drogas peligrosas y toxinas. Según registros judiciales federales, estas muestras fueron entregadas a un laboratorio en el campus y luego enviadas ilícitamente a China durante siete años.

Uno de los estudiantes vinculados al esquema fue el presidente de la Asociación de Estudiantes y Académicos Chinos de la UF. Este grupo protestó abiertamente contra una ley de Florida firmada por el gobernador Ron DeSantis el año pasado, que limita a las universidades reclutar estudiantes y profesores de China, y prohíbe emplear a dichos estudiantes en laboratorios académicos sin permiso especial.

Ese estudiante, Nongnong "Leticia" Zheng, confirmó el viernes en una entrevista que un fiscal federal le notificó el año pasado por escrito que era el objetivo de una investigación del gran jurado, y que el Departamento de Justicia estaba preparando cargos criminales en su contra. Ella dijo que se le asignó un defensor público federal, Ryan Maguire de Tampa. También afirmó que agentes del gobierno la han amenazado con prisión o deportación.

No estaba claro de otra manera si el empleado de investigación de la UF u otros estudiantes, identificados en los registros judiciales como co-conspiradores, han sido acusados o arrestados aún. Según los fiscales, el empleado de la UF trabajaba en el almacén de uno de los laboratorios de investigación de la universidad.

Comparte esta noticia