Taylor Swift hace historia en los Grammy

La cantante ha ganado cuatro veces el “Álbum del Año; Phoebe Bridgers se alzó como la máxima ganadora de la noche con cuatro estatuillas

Taylor Swift hace historia en los Grammy

Los Ángeles

Taylor Swift escribió un nuevo capítulo en la industria musical y se convirtió, en el marco de la 66 entrega del premio Grammy, como la única artista con cuatro victorias en la categoría madre, Álbum del año gracias a Midnights.

Además de romper el récord que ostentaba junto a Frank Sinatra, Stevie Wonder y Paul Simon, Tay Tay anunció el que será su onceavo disco de estudio.

“Quiero decirles que éste es el mejor momento de mi vida. Me siento así de feliz cuando termino una canción o armo un puente que me encanta, sé lo que quiero hacer en mi video, ensayo con mis bailarines o mi banda o me alisto para ir a Tokio para tocar un show. El premio es el trabajo y lo único que quiero hacer es seguir haciendo esto, me hace muy feliz. Gracias por darme la oportunidad de hacer lo que amo tanto”, expresó Taylor Swift, quien jaló al estrado a Lana del Rey, su amiga y le agradeció por ser inspiración para muchas mujeres.

El premio le fue entregado de manos de la cantante canadiense Celine Dion, quien anunció en diciembre de 2022 que sufría el Síndrome de la persona rígida.

El segundo Grammy de la intérprete de Cruel Summer llegó cuando la anunciaron como la ganadora como Mejor álbum vocal pop, que ella produjo junto a Jack Antonoff, su productor de cabecera.

Al subir al estrado, ataviada con un vestido blanco y unos guantes largos negros, que parecían alusivos a la era Reputation, uno de los discos que todavía no tiene Taylor’s Version, sorprendió con algo mejor.

“Éste es mi Grammy número 13, es mi número de la suerte, no sé si se los había dicho. Quiero decirle gracias a mis fanáticos y compartir un secreto que he estado guardando por los últimos dos años: mi nuevo álbum sale el 19 de abril y se llamará The Tortured Poets Department. Voy a subir la foto de portada en el backstage. Los amo. Gracias”.

Y cumplió. La preventa y todo ya está disponible en redes sociales. Pero no fue el único indicio de girl power en la velada.

Billie Eilish subió al escenario para recibir, junto a su hermano Finneas O’Connell, el Grammy a Mejor canción del año gracias a What Was I Made For?, de la película Barbie.

“¡Esto es muy estúpido muchachos! Literalmente estaba viendo las caras de todos y dije ‘no tengo oportunidad (de ganar)’. Solamente quiero decirle a todo el mundo que estar en esta lista muy loca de artistas se siente increíble. Estoy en shock. Gracias a mi hermano que es mi mejor amigo, a la persona que soy el día de hoy y a Greta Gerwig por haber hecho la mejor película del año”, comentó Elish, ganadora hasta hoy de nueve premios Grammy.

Al ser una de las cuatro categorías principales del galardón, Billie es la gran favorita de cara al Oscar en el apartado Mejor canción original.

El trío de reinas empoderadas se complementó con Miley Cyrus, quien se alzó con dos gramófonos. Uno de ellos fue el de Mejor actuación pop solista por el tema Flowers, mismo que se mantuvo durante trece semanas en el Billboard 200. Éste, su primer Grammy en 17 años de carrera, lo recibió de manos de Mariah Carey.

“Esta M.C (Mariah Carey) va a apoyar a esta M.C. (Miley Cirus) y por este motivo este momento es demasiado icónico. Dios mío, me quedé atrapada bajo la lluvia en el tráfico y pensé que me iba a perder este momento, podría perderme este momento, pero no puedo perderme a Mariah Carey”, dijo Cyrus.

También cantó en vivo Flowers y puso a bailar a Taylor Swift, quien apoyó a Cyrus con un grito cuado ésta dijo: ‘Acabo de ganar mi primer Grammy’.

Un par de horas después regresó a recoger Mejor grabación del año, también de las vategorías principales.

El Grammy a Mejor nuevo artista cayó en manos de la georgiana Victoria Monét, quien le dedicó su premio a su mamá, de quien dijo fue mamá autónoma y la sacó adelante. Asimismo, Monet se llevó otro Grammy, el de Mejor Álbum de R&B por su disco Jaguar II, completándose los cuatro apartados más importantes.

El Grammy a la mejor Canción R&B fue para Snooze, de SZA y esta misma artista se llevó el gramófono a Mejor interpretación pop dúo/grupo, junto a Phoebe Bridgers, por el tema Ghost in the Machine.

La cantante y compositora británico australiana Kylie Minogue ganó el premio a Mejor Grabación de Pop Dance por Padam Padam.

En el Country, género en el que empezó Taylor Swift, la intérprete Lainey Wilson se hizo acreedora del Grammy a Mejor álbum country gracias a Bell Bottom Country.

El gramófono a Mejor Álbum de Rock fue para la banda estadunidense Paramore por This is Why. La banda liderada por Hayley Williams también ganó Mejor interpretación de música alternativa. Boygenius se llevó a casa tres preseas: Mejor actuación rock y Mejor canción Rock, ambos por Not Strong Enough, logrando que Bridgers, una de sus integrantes, alcanzara cuatro galardones y se alzara como la máxima ganadora.

El productor estadunidense de 39 años Jack Antonoff, gran amigo de Taylor Swift, fue elegido como Mejor productor no clásico del año.

Comparte esta noticia