Reducen vacunas anticovid riesgo de insuficiencia cardíaca y coágulos sanguíneos: Estudio

Las vacunas redujeron el riesgo de insuficiencia cardíaca en un 55 % y coágulos sanguíneos en un 78 %, según el British Medical Journal.

Reducen vacunas anticovid riesgo de insuficiencia cardíaca y coágulos sanguíneos: Estudio

México

En personas que han contraído el virus, las vacunas contra el COVID-19 pueden reducir significativamente el riesgo de insuficiencia cardíaca y coágulos sanguíneos, según un estudio reciente del British Medical Journal.

Los resultados del estudio indicaron que las vacunas redujeron el riesgo de insuficiencia cardíaca en un 55 % y coágulos sanguíneos en un 78 % después de la infección por covid-19. Estos beneficios para la salud se mantuvieron hasta un año después de la vacunación y fueron más notables inmediatamente después de la dosis.

El director de innovación del Boston Children's Hospital, el Dr. John Brownstein, comentó los resultados del estudio y dijo que, aunque había preocupaciones sobre complicaciones como la miocarditis después de la vacunación, el riesgo de tales complicaciones es mucho mayor en casos de infección por SARS-CoV-2.

En Europa, el estudio examinó a más de 20 millones de individuos, de los cuales la mitad estaba vacunada contra el virus y la otra mitad no. Los laboratorios Moderna, Pfizer, AstraZeneca y Johnson & Johnson participaron en el estudio de vacunas, que incluyeron tanto la cepa original del virus como la variante Delta.

Las vacunas redujeron el riesgo de coágulos sanguíneos en las venas en un 78% al mes de recibir la dosis, según los investigadores. Además, se observó una reducción del 47% en el riesgo de coágulos de sangre en las arterias y del 55% en el riesgo de insuficiencia cardíaca.

Además, los hallazgos indicaron que las vacunas redujeron el riesgo de coágulos sanguíneos en las venas en un 47%, coágulos sanguíneos en las arterias en un 28% y insuficiencia cardíaca en un 39% en el período de seis meses después de la vacunación.

Brownstein enfatizó la importancia de estos hallazgos para la política de vacunación futura, enfatizando que las vacunas contra el COVID-19 son una herramienta esencial para reducir el riesgo de complicaciones de salud a largo plazo después de la infección.

Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos anunciaron que los adultos mayores de 65 años ahora pueden recibir una vacuna anticovid actualizada adicional para protegerlos aún más contra la hospitalización grave y la muerte.