Luis Ernesto Franco, arriesgado con la lucha

El actor se sometió a entrenamientos severos para darle vida a un luchador en la serie Máscara contra caballero

CDMX

Luis Ernesto Franco no paraba de reír conforme iba pasando las páginas del guion de Máscara contra caballero, pues se mofaba de las aventuras y desventuras por las que atravesaba Alex Gorostiza, un cantante de electrocumbia que debido a una situación se convierte en luchador. Franco, quien este año cumplirá 40 años de edad, supo que tenía frente a sí un proyecto que le iba a permitir explorar el sueño frustrado de ser popstar o rockstar y, sin dudarlo, aceptó el papel protagónico de esta serie dirigida por Alfonso Pineda Ulloa.

“Yo soy un popstar o rockstar frustrado, antes de ser actor yo quería ser cantante. A mí siempre me ha gustado el show, desde niño, me encantaba el spot light (ser el centro de atención), pero como no canto, no la hice como cantante y me tocó actuar para poderme subir a un escenario. Soy un rockstar frustrado y sí lo disfrutaba muchísimo. Lo que más nervios me dio en las escenas siempre fue la cantada, de verdad, mis respetos a los cantantes que brincan, se mueven e interpretan en vivo.

“Esa parte me dio mucho nervio pero lo disfruté y al final ver todo lo que se hizo para la serie, ver cómo se mezcló la música con la lucha, me dio una satisfacción placentera y hoy puedo decir que valió la pena”, comentó Luis Ernesto Franco en entrevista con Excélsior.

Franco, quien se encuentra actualmente filmando en Colombia la comedia El último palo seco, fue entrenado por un grupo de luchadores profesionales como Heavy Metal El payaso o Leo Cristiani, luchador español que fue el doble de Franco.

“Algo que me llamó la atención del proyecto fue justo eso, el reto que sabía que iba a implicar para mí porque lucha libre, ¡ay Dios! No es lo mismo verla que practicarla y nunca había hecho eso. Entonces me tocó tomar clases con luchadores profesionales que eran los mismos extras o personajes que se ven en la historia. Tomar clases con ellos y ya después grabar y hacer las coreografías con ellos era un gran reto. Recuerdo que le pregunté a Poncho (Pineda, el director) que si iba a tener un doble y me dijo: ‘Al final sí, para lo complicado. Al principio, como el personaje de Álex es un torpe tienes que hacerlo tú’. Que me dijera eso me encantó, me empezaron a dar clases y ya al final, cuando se supone que mi personaje es un experto, pues ya lo hace Leo mi doble, que está de mi estatura, está enorme y es un pan de Dios”, acotó El Güero Franco.

El también productor junto a su amigo Luis Arrieta de la saga fílmica de El cumple de la abuela contó que subió y bajó de peso para poder interpretar dos personajes, se sometió a un régimen alimenticio, se puso a hacer ejercicio, iba a luchar con los expertos, iba a los trabajos de mesa con el director y el resto del elenco y en las noches tomaba clases de canto y de coreografía.

“Yo acababa destruido. Si no me hubiera gustado la historia no lo hubiera hecho y acá entre nos, no te pagan los ensayos, te pagan el proyecto, lo demás no. Fue una friega prepararlo, pero lo veo como un gran reto en mi carrera”, relató Franco entre risas.

Será este miércoles 19 de abril cuando llegue Máscara contra caballero a Star+, serie que complementa su elenco con Paola Fernández, Pamela Almanza, Nicolasa Ortiz Monasterio, Enoc Leaño, así como con Úrsula Pruneda y que se centra en la vida de Alex (Franco), un cantante de electrocumbia que lleva doble vida como luchador enmascarado, al mismo tiempo que lidia con una reportera que tiene la misión de encontrarle un gran chisme.

Aunque aún faltan unos meses para que el nayarita cumpla 40 años, se aprovechó el encuentro virtual para preguntarle cómo se ve y qué balance hace de su vida, de los logros y fracasos que, como todos, ha tenido que enfrentar.

“Creo que siempre contesto lo mismo, pero es real y contesto con el corazón: estoy en el mejor momento o etapa de mi vida y esto te lo digo porque he aprendido a disfrutar del momento. Hoy por hoy, personalmente y profesionalmente, estoy en una posición que hace mucho lo pensé, lo decreté, lo soñé y muchas de las cosas que estoy viviendo ahora me sobrepasan. Hoy por hoy lo más importante en mi vida es la salud, estoy sano, he tenido pérdidas familiares importantes, pero eso me ha ayudado a valorar más la vida, entonces el estar aquí promocionando este proyecto, para mí es una bendición, el después de esta entrevista irme a filmar lo que estoy haciendo aquí en Colombia, es una bendición, el poder llegar de trabajar y hablar con mi esposa, es una bendición, todo eso es para mí y hay que aprender a agradecer”, reflexionó Franco.

Con respecto a la cinta que está rodando en Colombia, en la que lleva el papel protagónico y en la que interactuará con su compatriota Armando Hernández, Franco comentó que fue gracias a la química que tuvieron que lo propuso como actor.

“Armando es un tipazo. Yo lo conocí hace muchos años, en el Festival de Morelia, los dos íbamos promocionando nuestras películas y nos tocó hacer retas de futbolistas juntos y desde ahí hicimos clic. No habíamos trabajado juntos hasta La boda de la abuela y El testamento de la abuela. Es un tipo que respeto muchísimo como actor y sobre todo como persona, así que cuando empezamos a buscar al actor para el personaje de lo que estoy haciendo en Colombia, inmediatamente pensé en Armando”, compartió el egresado del Centro de Formación Actoral.

Portada » Espectáculos » Luis Ernesto Franco, arriesgado con la lucha