'El Vampiro de Brooklyn': La historia de un asesino en serie que fue descubierto por un error suyo

Asesino de menores de edad se descubre y asegura que crímenes se los pidió alguien divino

'El Vampiro de Brooklyn': La historia de un asesino en serie que fue descubierto por un error suyo

La historia de Albert Fish, mejor conocido como 'El Vampiro de Brooklyn', 'el hombre lobo de Wysteria' o el 'hombre gris' desató la histeria y la tristeza en miles de personas que no dieron crédito a lo que le hizo a decenas de niños en los Estados Unidos alrededor de la década de los 1930.

De acuerdo a los archivos, el acusado, luego de cometer un error, tuvo que confesar sus crímenes, violó a menores de edad y además se comía sus cuerpos, acciones que cimbraron las emociones de los habitantes.

El crimen que él mismo confesó y describió fue el de Grace Budd, una niña de la cual abusó y posteriormente, dijo, le tomó algunos días solamente para poder comerse su cuerpo completo; la niña desapareció en el año de 1928 y duró seis años en ese estatus.

Pero el gran error de Albert Fish, conocido como 'El Vampiro de Brooklyn' fue que decidió mandar una carta a los familiares de la niña, sin embargo, algunos detalles en el sobre llevaron a la policía a dar con el asesino, pues traía sellos de una empresa.

En la carta el 'hombre gris' o 'el hombre lobo de Wysteria', explicó que la cortó en pedazos y luego se la comió. Pero eso no fue todo, confesó matar a poco más de 100 menores de edad, tanto así que no recordaba todos los nombres.

El abogado del asesino intentó alegar que estaba loco, por lo que 'El Vampiro de Brooklyn' dijo que los asesinatos los había cometido por órdenes del apóstol San Juan y del mismo Dios, sin embargo, de nada le sirvió pues fue condenado a muerte y ejecutado en la silla eléctrica en 1936.