Trasciende generaciones Don Edgar Vivar y se mantiene activo

Se manifiesta feliz de poder saludar a sus amistades cultivadas a través de generaciones desde su desempeño profesional

Trasciende generaciones Don Edgar Vivar y se mantiene activo

Nogales, Son

Don Edgar Vivar es uno de los personajes que ha trascendido generaciones por más de 5 décadas en la comedia del humor blanco, quien actualmente se encuentra de gira por Nogales con el circo Atayde, donde abrió su espacio personal para una charla muy enriquecedora.

Con la oportunidad de regresar a esta ciudad con más de 54 años de trayectoria artística, don Edgar Vivar se manifiesta feliz de poder saludar a sus amistades cultivadas a través de generaciones desde su desempeño profesional, principalmente con sus personajes de “Señor Barriga”, “Ñoño” y “El Botija” de su participación en la serie del Chavo del Ocho y encontrarse con el cariño de la gente.

“Dónde se fue todo este tiempo, pues caramba, es una responsabilidad muy grande, yo te podría decir que llego a un lugar como este y tengo amigos que no me han sido presentados nada más, una amistad que está sustentada en la permanencia de tu trabajo, un actor es un atleta de emociones que provoca reacciones, provoca algo, un sentimiento en las personas que están viendo tu trabajo”, dijo.

“Yo quisiera saber cuántos políticos pueden decir lo mismo que a través de su trabajo puedan provocar cariño, que puedan provocar solamente cosas bonitas, positivas, que es lo que me da la gente”, agregó entre risas.

En entrevista para MAS Medios, el personaje hizo referencia a la permanencia histórica desde una característica de humor blanco y entretenimiento, donde con la diversidad actual toca a las familias decidir con qué divertirse. Como decía Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, así como la gente debe alimentarse con cosas que no le hagan daño, también debe divertirse con cosas que no le hagan daño y hace falta divertirse sanamente.

“Ahora hay cosas que están políticamente correctas y son muy aceptadas y se ha vuelto muy permisivo el humor, hay cosas que se dicen, que se hablan, palabras que se utilizan para hacer reír que la época actual que cuando hacía el programa de televisión en aquellos años pues era muy fuerte”.

“Ahora rechinan todas las palabras, ahora en mi caso particular, si yo no uso esas palabras, no tengo por qué verlas en la televisión, pero al final de cuentas uno es el que escoge, uno es el que elige con qué es con lo que te quieres divertir”, recalcó.

Expuso que las modas cambian y las situaciones que se tocan actualmente son dramáticamente diferentes a las que se hacían antes, donde el reto es hacer reír a partir de valores universales y hacer reír al mayor número de personas, sin ofender a la gente.

Con un mensaje específico para las nuevas generaciones de comediantes para mantenerse activo a través de generaciones, con la premisa que hay que enseñarle al público a pedir, no solamente darle al público lo que pide.

“Que se preparen, que sean lo más honesto posible con su quehacer, ahora más que nunca está muy competido y el hecho de que haya mucha gente no quiere decir que todos sean buenos, el talento, producto de la inteligencia y de la sensibilidad es algo que se nace con él, pero también se tiene que cultivar”.

“Un actor tiene que ser una persona culta, un actor debe ser una persona comprometida, comprometida con su momento, con su sociedad y no solamente con el instante, qué quiero decir con esto, yo veo ahora que hay muchos comediantes”.

“Hay muchos stand up comedian que sus valores son tan efímeros, que sus rutinas del trabajo son del día nada más, dentro de 10 o 15 años tú ves esa rutina y no vas a entender nada porque están sustentadas en el momento nada más”, señaló.

Admitió que ha tenido complicaciones precarias de salud que lo han llevado a estar 4 veces en terapia intensiva y a nivel personal no se hace expectativas muy altas, pero al momento que pueda seguir en su trabajo, así será, toda vez que es muy inspirador seguir, al considerar que retirarse es dejarse morir un poco, por lo que, mientras tenga la lucidez de poder estar en un escenario seguirá haciéndolo, es su gusto y sentir la respuesta de la gente.

“A través de mi trabajo soy testigo de que he tocado corazones de mucha gente y lo importante es inspirar, inspirar a través de tu trabajo, que siga, que otros hagan y comiencen a hacer su trabajo donde tú terminas”.

“Y si tú a través de lo que has hecho durante todo este año, en tu manera, en tu desempeño profesional, no me refiero solamente a los actores, me refiero a cualquier actividad del ser humano, lo que debes hacer es inspirar a través de tu trabajo y pasar la estafeta, al que sigue”, recalcó.

Invitó a la comunidad a visitarle en las funciones que tienen a disposición del público con muy corta temporada, ubicados en el bulevar Nogales 2000, junto a Coppel, con últimos días de permanencia en funciones de 6:30 y 8:30 de la tarde noche para viernes, sábado y domingo, al hacer énfasis que es su manera de agradecerles esta permanencia por más de 50 años de carrera y gracias a ustedes por recibirle en su casa.